FANDOM


Pensamiento Crítico

El pensamiento crítico es un proceso que se propone analizar y entender la manera en la que se organizan los conocimientos y las opiniones o afirmaciones que en la vida cotidiana suelen aceptarse como verdaderas.

Se define como el proceso mediante el cual se usa el conocimiento y la inteligencia para llegar a la postura más razonable y justificada sobre un tema.

Ser capaz de utilizar un pensamiento crítico significa que no se acepte la opinión de la sociedad, teniendo así ideas individuales, se conocen los argumentos a favor y en contra y se toma una decisión propia respecto a lo que se considere verdadero o falso, aceptable o inaceptable, deseable o indeseable. Esto no significa que le llevemos la contraria a todo el mundo, sino que al tener nuestras propias ideas las defendamos, pero de manera objetiva.

Este pensamiento también es un pensamiento objetivo, basado en el compromiso de las propias ideas según su entorno como creencias individuales.

Por lo tanto, un pensador crítico es capaz, humilde, tenaz, precavido, exigente. Además de tener una postura libre y abierta.

El pensamiento crítico es una habilidad que todo ser humano debe desarrollar ya que tiene cualidades muy específicas y que nos ayudan a resolver problemas de una mejor manera, nos hace más analíticos, nos ayuda a saber clasificar la información en viable y no viable, nos hace más curiosos, querer saber e investigar más acerca de temas de interés.

Por tanto, cuando se busca la verdad es necesario evitar las falacias o los vicios de razonamiento. La subjetividad unida a los argumentos emocionales se presenta como manipulación, pues apela a las necesidades primarias de las personas.

Con frecuencia ser regularmente objetivo es visto como una actitud fría, sobre todo para quien prefiere guiarse a través de procesos emocionales.

Proceso del Pensamiento Crítico: elementos estándares y características intelectuales.

El Pensamiento Crítico encuentra su potencial en la capacidad para producir argumentaciones sobre fenómenos del mundo. Éstas se pueden presentar de diferentes formas, por lo menos y básicamente de modo verbal o escrito. Durante el desarrollo de cualquier tipo de conocimiento y en nuestro programa de competencias, es importante considerar que, dentro de los posibles efectos, se encuentra el repercutir en el ámbito político-social de una realidad determinada. Con base en esto es necesario considerar el costado político que una teoría presenta, es decir, dado que no hay argumentación fuera de una realidad contextual humana: histórica, debemos mantenernos atentos a cuáles con las intenciones subyacentes en las explicaciones con que contamos o que recibimos. Lo anterior con la finalidad de poder tomar y asumir una posición clara ante las mismas. En este sentido, tanto la creación de conceptos, como la elaboración de supuestos, requieren de un análisis más fino y detallado. Puesto que, al encontrarse involucradas de modo directo en el soporte de una teoría o concepción de la realidad, a través de ellas podemos estudiar y comprender las intenciones generales y puntuales de ésta.

Conceptos

A los conceptos se les considera como unidades cognitivas de significado, en este sentido entendámoslo como contenido mental que se define como unidad de conocimiento.

No todas las experiencias son susceptibles de ser trasladadas a unidades conceptuales, como parte de éstas nombraríamos a los sentimientos, las sensaciones propiamente y las emociones, aspectos de la vida del ser humano que presentan otro tipo de dificultades. Como parte del Pensamiento Crítico es fundamental ubicar el proceso de formación de conceptos para contar con argumentos más sólidos en relación al soporte del conocimiento.